El peligro acecha en la oscuridad (2)

octubre 28, 2022

Poco después de la aparición de la última columna de agua, recibí los resultados de laboratorio de una muestra de agua de pozo de una finca del interior de Mallorca.
Al principio, el documento se leía muy bien, con un valor de pH alto y pocos contaminantes. Pero un número extremadamente alto de bacterias me sorprendió.

En 100 ml de agua, se contaron 232 Escherichia coli (bacterias coliformes) y 4 bacterias llamadas Pseudomonas aeruginosa. Esto último me sorprendió, porque esta bacteria es un peligroso germen hospitalario resistente a varios antibióticos. (Fuente: Wikipedia)
¿Cómo llegan estas bacterias al agua del campo?

La bacteria E coli puede provenir tanto de seres humanos como de animales. Los líquidos de las fosas sépticas y los purines de la ganadería llegan a nuestras aguas subterráneas.
Pero, ¿cómo llega un germen hospitalario al agua?
El Hospital de Manacor está a pocos kilómetros de esta finca. Es concebible que los cursos de agua subterráneos transporten el germen desde allí.
No importa cómo… Lo importante es mi recomendación en la última columna de hacer analizar el agua de los pozos una y otra vez, y desinfectar los depósitos de agua.